Veuve Goudoulin, el Armagnac en versión de alta costura

Se trata un ovni en el mundo del Armagnac...

 

Cuando en 2009, Michel Miclo retomó la casa Veuve Goudoulin, sus competidores se clasificaban en dos categorías: por un lado, los productores del Gers, que transmiten sus destilerías de padres a hijos y, por otro lado, los grandes grupos de licores como Pernod-Ricard.

Michel Miclo, por su parte, es el heredero de un destilador alsaciano, que se marchó a Tahití, donde se instaló y desarrolló una pasión por los aguardientes. Allí descubrió el armagnac y se empecinó en adquirir una de las joyas del Gers. Al mismo tiempo, el nieto de la fundadora de Goudoulin buscaba a un comprador que perpetuara la tradición familiar y conservara una dimensión artesanal. Así pues, el negocio estaba cerrado. «Se trata de una historia atípica en la región», explica Catherine Robine-Bouteloup, que gestiona la casa Veuve Goudoulin desde su adquisición. «Al principio, Michel Miclo era apodado “el chino”. Pero hoy, lo conocen por “el alsaciano”», bromea.

 

Y si esta trayectoria sorprende, la producción, por su parte, se inscribe en la pura tradición de Armagnac. A la vez negociante y criador, Veuve Goudoulin ha contratado los servicios de un enólogo maestro bodeguero procedente de un grand cru classé de la Provenza para supervisar sus licores, desde la vid a la botella. Asimismo, peina la región en busca de nuevas bodegas y stocks de calidad para enriquecer su abastecimiento.

Reconocida por sus assemblages de primera calidad, la casa apuesta por la alta costura para la comercialización. Desde la forma de la botella hasta las menciones en la etiqueta, pasando por el color de la cera, el estuche o la caja de madera, cada parámetro es personalizable. «Hay casi tantas botellas como clientes», bromea Catherine Robine-Bouteloup. Una fuerza que seduce a las redes clásicas, con los bodegueros a la cabeza, pero también a particulares y grandes mesas francesas y extranjeras.

De hecho, desde 2009 la exportación ocupa una cuota cada vez mayor. En la actualidad, representa el 50 % de las ventas de Veuve Goudoulin. La casa apuesta por sus novedades, un VSOP double cask brut de fut y un XO single cask brut de fut, para conquistar nuevos mercados y realizar entre un 70 y un 80 % de sus ventas en el extranjero en los próximos años.

 

Escrito por Alexandra Reveillon

El 16/04/2018